EL CULTIVO DEL PISTACHO EN ESPAÑA: LA FIEBRE POR EL NUEVO ORO VERDE

EL PISTACHO, UN CULTIVO CON FUTURO EN ESPAÑA.

El cultivo del pistacho está en auge en nuestro país y tiene el futuro asegurado durante los próximos años. La superficie de cultivo de pistacho en España creció un 37% entre los años 2019 y 2020. Pero, ¿por qué este cultivo tiene futuro en la Península Ibérica? Una de las respuestas hay que leerla en clave climática, pero hay más.

Actualmente nuestro país es un gran consumidor e importador de pistachos, por eso, las grandes empresas comercializadoras de frutos secos están muy interesadas en potenciar su cultivo aquí. Éstas aseguran la compra de toda la cosecha a precios de mercado.

Desde AGROMAQUINARIA trazamos el retrato del cultivo de este fruto cuyas primeras referencias datan del siglo VI a. de C., cuando pueblos como asirios y persas ya lo consumían.

La zona óptima para la siembra del árbol pistachero engloba los países mediterráneos, Oriente Próximo, China y el sur de Estados Unidos.

En España, actualmente existen más de 45.000 hectáreas repartidas entre las regiones de Cataluña, Aragón, Extremadura, Navarra, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía.

El pistachero es un árbol caducifolio, que puede llegar a alcanzar los 10 m de altura. Pertenece a la familia de las anacardiáceas, que engloba más de 500 especies leñosas, entre las que además de las del género Pistacea, pueden destacarse las del género Rhus.

Se trata de una especie dioica, esto es, con flores masculinas y femeninas separadas en árboles diferentes. Su desarrollo es lento pero es una especie muy longeva alcanzando los 3 siglos en algunos casos.

¿Yo también puedo plantar pistachos en mi zona? Todo depende de tu voluntad pero también del tipo de suelo de tus tierras agrícolas.

Los terrenos donde puede desarrollarse el pistachero son variados. Le son favorables los mismos suelos aptos para el cultivo del olivo, la vid y el almendro. Los más apropiados son los franco-arenosos, fructificando menos en suelos más pesados como los arcillosos ya que provocan una asfixia radicular del árbol. Los suelos muy arenosos tampoco son adecuados por su escasa capacidad de retención del agua. En resumen, se cultiva bien en la mayoría de suelos siempre y cuando el drenaje sea bueno ya que no tolera los encharcamientos. Se puede hacer el cultivo del pistacho en secano, en zonas con menor precipitación pero los rendimientos son inferiores.

El pistachero aguanta temperaturas extremas tanto de calor como de frío. En época de maduración (junio – julio – agosto) necesita mucho calor y un ambiente seco para evitar enfermedades. Requiere frío en invierno para asegurar la correcta a floración y polinización. Las heladas no son un limitante para este cultivo ya que florece tarde, en abril o mayo.

El conocimiento de la época de floración es importante a la hora de salvar uno de los factores habituales que limitan la producción frutal en muchas zonas, como son las heladas primaverales.

Claves para el cultivo del pistacho.

¿Qué debo tener en cuenta antes de plantar?

Antes de implantar el cultivo del pistacho en tu explotación agrícola tienes que contemplar los siguientes puntos:

  • El patrón de plantación: el más adecuado es aquel con una buena adaptación a las condiciones climáticas y edáficas del terreno de labor.
  • El marco de plantación: el marco de plantación más usual es de 6 – 7 metros entre filas y 5 metros entre árboles, aunque este se tiene que adaptar según las condiciones.
  • Forma de plantación: se puede plantar en cepellón o a raíz desnuda. El cepellón se puede plantar cualquier época del año mientras que los árboles a raíz desnuda solo se pueden plantar durante el invierno.

Una vez tengas todo lo anterior decidido tienes que preparar el terreno para la plantación. Lo mejor es realizar labores profundas cruzadas, con un subsolador o arado de vertedera y una o más pasadas con cultivador para dejar el lecho de siembra uniforme y homogéneo. Es importante que después de plantar los árboles se tutoren y se protejan con una malla. Se recomienda un riego de implantación para una buena adaptación.

Poda del pistachero

Según la edad de los pistacheros el tipo de poda a realizar varía:

  • Poda de formación: se realiza los primeros 5 / 8 años, en los que el cultivo no es plenamente productivo. La forma ideal es en vaso . Con esa forma se consiguen mejores rendimientos y la recolección es más sencilla.
  • Poda de producción: esta es la poda que se realiza todos los años productivos en invierno. El objetivo de esta poda es conseguir aireación y luminosidad en el interior del vaso. De esa forma se consigue mantener la producción, propósito principal de la plantación.

Manejo de los suelos pistacheros

En los secanos tradicionales se hacen una o dos pasadas profundas con arado de vertedera o subsolador para esponjar el suelo y facilitar la entrada del agua. Además, durante el verano se realizan varias pasadas de cultivador para control de malas hierbas. Un herbicida total es la mejor opción para evitar la presencia de malas hierbas alrededor de los árboles.

Riego

El riego localizado es el ideal pues evitamos encharcamientos. Mejor, riegos importantes poco frecuentes.

Se suele realizar en 3 fases:

  • I FASE – Objetivo; cubrir todas las necesidades hídricas de la planta. Desde su floración hasta el máximo tamaño del fruto.
  • II FASE – O de restricción para lograr un buen endurecimiento de la cáscara.
  • III FASE – Desde la maduración hasta su recolección: mismo objetivo que en la primera fase.

Los nuevos regadíos consiguen muy buenas producciones. De media, en regadío, el rendimiento es superior a los 2000 kg/Ha a partir del octavo año y hasta el final de su vida productiva.

En secano, el rendimiento es algo menor pero el cultivo es igualmente viable ya que los costes también son más reducidos que regadío.

Por otro lado, el manejo del pistacho en ecológico es una opción que puede deparar una elevada rentabilidad a los agricultores.

Fertilización

Depende de si el cultivo lo realizamos en secano o regadío pero en ambos casos es conveniente realizar un análisis de las hojas en primavera pues te permite planificar la fertilización en cada campaña.

  • En secanos se utilizan abonos foliares ya que no es necesario que haya humedad en el suelo. A veces, también granulados si existe una humedad apropiada del suelo.
  • En regadío lo más usual es aplicar los abonos por fertirrigación.

Plagas y enfermedades

La principal amenaza son los insectos picadores que actúan durante el verano dañando la cascara.

Recolección

Entre finales de agosto y principios de septiembre, según zonas.

La recolección puede hacerse manual o de forma mecánica.

Se aconseja recolectar a mano los árboles jóvenes o se puede realizar con un vibrador de mochila, rama a rama cuando la producción y el volumen de los árboles no sea excesivamente grande (los primeros años de producción).

El vareado no es aconsejable, ya que producen lesiones de muy lenta cicatrización.

Cuando la cosecha sea suficiente para justificar su mecanización, se puede emplear un vibrador mecánico durante unos 5-10 segundos.

Y si necesitas maquinaria nueva, implementos, aperos… para desarrollar el cultivo del pistacho, puedes consultar la de las principales marcas y fabricantes entrando aquí, o bien si la buscas usada, pinchando aquí.

2 thoughts on “EL CULTIVO DEL PISTACHO EN ESPAÑA: LA FIEBRE POR EL NUEVO ORO VERDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable MORE THAN HOSTING S.L.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.